Enrique Villena

Guitarra



Atraído por el susurro vibrante de una ninfa, recoge (cual druida diligente) los aditamentos necesarios para su poción mágica.

Muérdago colorista de acordes-garabatos, sobre el pentagrama oscuro de la noche, que se añadan a su particular matemática de los sentimientos, para formular con acento preciso, la expresión de quién-sabe-qué extraños goces. Escucha las voces que engrandecen sus meditados silencios y luego les da forma, para el general disfrute. A su poción se añaden humor cáustico y puntilloso, además de afilada enjundia.

Pepe Villena

Batería

Martín Sainz

Teclados

Txomin García

Guitarra

Mikel Osma

Bajo

Javi Sanchez

Cantante

Johnny Blazquez

Cantante